Cada vez que voy al baño a hacer caca necesito un compañero de aventuras. Si no lo encuentro me pongo un poco tenso. El combina perfectamente la experiencia placentera de garcar y el placer sublime de buscar si hay algo de cera en mi oreja, normalmente nunca hay ya que lo hago a diario, pero rascarme el tímpano mientras sale terensio es incomparable!. Es un ejercicio realmente antiestrés!!!.  Ese compañero es el irreemplazable COTONETE!!!.

··· Ules ···