Cuando le pongo atención a una persona, acostumbro a su rostro y contar cada pieza, es decir: ceja izquierda (1), ceja derecha (2), nariz (3), ojo izquierdo (4), ojo derecho (5), boca (6), oreja izquierda (7), oreja derecha (8), cara (9), pelo (10), en total deben ser 10 piezas, si por alguna razón tiene bigote o alguna seña particular (lunar, cicatriz significativa) entonces lo tomo como número (11) pero como no puedo dejarlo en impar, cuento toda la cara en sí como un solo objeto contenedor (12), jajaja. Esta maldita manía la adopte en la escuela cuando llevamos clase de dibujo anatómico, en ese momento era muy útil, pero ahora por más que trato de eliminarla no puedo dejar de hacerlo.

··· orbehstudio ···