Siempre cojo el producto que está detrás de la primera fila en los estantes, ya sea leche, escarola o galletas. El primero me da mal rollo y pienso que estará manoseado.

En las tiendas de ropa hago igual y busco siempre mi talla pero cojo una prenda que no esté muy visible, esperando que no se la haya probado nadie. A veces me pruebo la primera que encuentro pero compro la que está escondida, sin probármela ni nada.

··· Eugenia ···