No me agrada para nada tener que “Un pedacito” de algo arrancado con las manos. Siempre tiene que ser la porción entera o, en su defecto, el “pedacito” tiene que ser cortado con algo afilado, con tal que no quede solamente “arrancado”, y siempre deberá ser un trozo que pueda ajustar en una fracción matemática. (1/2, 1/4, etc.), de lo contrario, no lo como. Me desagrada la idea de no saber con exactitud qué es lo que me estoy llevando a la boca. Y por esa razón, no me es grato compartir mi comida. No me gusta que las personas tomen “Un pedacito” de mis galletas o mi lonche porque dejo de saber exactamente cuánto como.

Por eso es que prefiero comer en soledad y, si me veo en la necesidad de comer en público, nunca ofrezco nada a nadie, e imploro que ninguno de los presentes tenga la poca dignidad de pedirme después de no haberle ofrecido.

Además, me provoca rabia que las personas se surtan de Mí comida, la comida que yo compré com Mí dinero con la finalidad de comérmela TODA yo solita. ¿Por qué tengo que compartir? Siento como si la frase: “¿Puedo tomar un poco de tu (comida)?” Fuera: “¿Puedo tomar un poco de tu dinero”?
¡No, no puedes!

··· Eve ···