Siempre que veo un libro de 40 pesos o menos, siento que tengo que comprarlo. Si no lo hago, después vienen emociones semejantes a la culpa y al arrepentimiento flota en mi mente, al menos una semana, la idea que me dice: “¿Y si hubiera comprado equis libro?”.

··· Armando Martínez-Orozco ···