No sé cuando mis manías comenzaron, de donde vinieron. Solo recuerdo que un día empecé a sobre-analizar mis acciones diarias y ya no hubo vuelta atrás.

Soy de las que se lava las manos mas de 100 veces al día y se acaba los antibacteriales como si se los tomara. Odio las manillas y los interruptores y más si los toca todo el mundo. Igual es con los asientos, o cualquier cosa que sea pública… Por supuesto, para mí los buses son como el infierno en la tierra y mas aún si van llenos y la gente se me pega.

Odio que me toquen, en especial que me toquen la cara y el pelo y si quién lo hace tiene las manos llenas de sudor tengo que hacer un esfuerzo para mantener la calma. Odio compartir vasos, cubiertos, etc.
ODIO compartir maquillaje, sí, hasta el pintalabios. por Dios, es como un pecado capital para mí. En mi tiempo libre suelo lavar mis brochas y esponjas de maquillaje con sumo cuidado.
Odio compartir cepillos (De cabello) y lavo el mío diario.
Odio que toquen mis cosas en general porque no sé si lo hicieron con las manos sucias y si veo señal de desorden lo desinfecto todo.
También detesto que me hagan las cosas porque siento que nadie va a tener el cuidado que yo tengo (Lavar la ropa, o limpiar la casa por ejemplo).
Y no me gusta tender la ropa al aire libre porque no la veo y no sé si algún animal las ensució o le salpicó agua sucia de algún lugar, más la suciedad de la brisa. Odio andar descalza también.

También reviso las hornillas de gas, los tubos, las ventanas y las puertas. Por lo menos dos veces. Si no, no puedo salir o dormir. Me agrada la simetría y la neutralidad… Los colores fuertes y mezclados no son lo mío.

*Hay un espacio especial para los sonidos producidos por la boca. Masticar, ”chupar” los dientes. Todos tienen su espacio en el infierno.*

Pero dejé una de mis mayores obsesiones para el final…

La cama.

CUANDO LAS PERSONAS SE SIENTAN EN MI CAMA DOY UN GRITO AL CIELO, -Mentalmente-. Es que ni yo me siento en la cama a menos de que esté lo suficientemente limpia para hacerlo, es decir luego de ducharme. Literalmente uso la cama solo para dormir. Sentarme en la cama luego de salir a la calle (Y contaminarla??!) Creo que no. No tolero que se sienten en mi cama, sea quién sea siempre cambiaré las sabanas luego.

Ojalá la gente comprendiera que no es nada personal.

··· Nidia ···