La fruta y la verdura tiene que estar cortada de manera armoniosa, a partes iguales, de lo contrario no me la comeré.