Cuando pelo la banana, la piel se tiene que abrir en cuatro partes. Si al pelarla, por error, se abre en tres, una de ellas la parto al medio.