Cuando escribo en mi diario, tengo que cada día una fantasía como si fuera real. Por ej.: “Hoy Brad Pitt me pidió que me casara con él”, y esto no queda aquí, en esta parte del relato doy detalles de como fue, dónde nos encontramos y el desenlace final.

Después sigo con el relato real de mi vida, con toda normalidad, no sea cosa que me estén mirando o grabando mientras escribo, y además es un legado a futuro mucho más divertido.