Me saca de mis casillas cuando mi pareja repite y repite las mismas preguntas. Por ejemplo hoy 25 de diciembre de 2014 me trajo a casa comida. Te gustó la comida? Yo contesto sí. Le puse muchas papas a la ensalada de papas yo contestó sí quedó deliciosa. Sobró comida? Yo contestó sí sobró comida. Viste que le puse muchas papas ya en éste momento siento una furia en la cual no puedo contenerme y le contesto de mala manera, ay! es que me desespera.