A veces, cuando no puedo me digo a mi misma: «no puedo abrir los ojos más de tres veces, si los abro abro, algo malo pasará». Normalmente, siempre pierdo y pestañeo más de lo que debo. Cuando esto ocurre me digo: bueno, en vez de tres, eran seis. Sí, soy neurótica, y encima, tramposa.

··· Andreia ···