Me desespera terriblemente el ruido espantoso de los camiones, los coches y las motos, la televisión a todo volumen, el ladrar de los perros y a veces hasta el desgraciado tic-tac del reloj. Que decir de mi mama haciendo y gritando todo el tiempo ahhhhhhhhh¡ Siento que me taladra los oídos su voz . . . Todo el tiempo es escandalosa… Me puede poner muy mal los muy fuertes… Soy bien pinche neurótica, Ni que discutirle!