Es conocido como los psicólogos tratan de analizarlo todo a veces hasta llegando a poner su criterio por sobre la realidad misma. Pensando en eso es que escribí este cuento corto:

El perseguidor

Había un tipo paranoico que pensaba que alguien lo perseguía.
Un día alguien comenzó a perseguirlo -un delincuente que quería robarle-.
Un policía que pasaba se dio cuenta y comenzó a correr detrás del delincuente que perseguía al paranoico.
Su psicólogo justo pasaba por ahí y vio al paranoico correr delante del delincuente y del policía y empezó a correr detrás de todos al grito de: “tranquilo Alberto, son solo delirios paranooooooiiiideeeeees”

··· José Carmuega ···