Yo tengo un problema con los cubiertos, los hay que si me gustan, los hay que me gustan a medias y los hay que no me gustan nada. La elección del cubierto reside en, forma, peso, manejabilidad y diseño.

Elección de los cubiertos

Yo decido con el que quiero y o bien si como en una casa ajena, si veo que hay de diferentes tipos y alguno me gusta mas que otro, si hay confianza abiertamente los cambio, si no como con el cubierto que a mi me gusta… como a disgusto.

En mi casa siempre traigo el plato de comida con los cubiertos de cada comensal ya dentro y dejo bien claro… EL PLATO DE COLOR NEGRO ES EL MIO EJEM! para que no quepa ninguna duda de que ese es mi cubierto.

Como a todos a mi también me regalaron de pequeña el juego de cubiertos de plata con mis iniciales… lo odio! cuchara demasiado honda y fina, tenedor con puntas torcidas y demasiado puntiagudas y cuchillo con el que si te intentaras cortar las venas tardarías 3 años en sacar sangre.

Siempre es el último que queda en el cajón y si no tengo ningún cubierto limpio excepto ese, intento comer con él, pero al final tengo que levantarme y limpiar uno de los que me gustan, si no se me amarga la comida.

··· pansinsal ···